Tiempos prehispánicos

Antes de la llegada de los ibéricos, las tierras de Panamá estaban habitadas por pueblos

chibchenses que hablaban lenguas chibchas del grupo ístmico. Estos pueblos formaban

grupos diversos por lo que no constituían una unidad política unificada.1​Pero vivían en

las orillas del mar para la agricultura como el maíz

A raíz de las crónicas españolas del siglo xvi, se ha podido determinar la extensión de los pueblos

que existían en Panamá al momento de la conquista de América. Además de las crónicas, la

historiografía panameña e internacional ha utilizado el lenguaje, la orfebrería2​ y demás aspectos

culturales, para lograr establecer el área de influencia territorial de las distintas naciones

indígenas.3​ Austronesios tenían una red comercial con Panamá, ya que hay evidencia de

que cocos llegaron a la costa del Pacífico de Panamá desde Filipinas en la época Precolombina.

Entre las naciones indígenas que habitaban el istmo destacaban los Cuevas, cuyo territorio

comprendía el suroeste de Panamá, tanto en sus costas caribeña y pacífica, incluyendo el Darién.

Se ha fijado el río Atrato como el límite este de los dominios de dicho pueblo indígena, mientras,

por el oeste, el territorio se extendería hasta Chame en el Pacífico y Quebore (Río Indio) en el Caribe.

3​5​

Los cacicazgos Cuevas más importantes eran los de Pocorosa, Comagre y Careta; cuyos territorio

ocupaban la actual comarca de Guna Yala. En el litoral pacífico destacaba el cacicazgo de Chochama

que ocupaba una buena parte del golfo de San Miguel, al igual que la costa comprendida entre

Chimán y la bahía de Chame, el archipiélago de Las Perlas y las islas de Chepillo, Taboga, y Otoque.3​

No obstante en la parte oriental del istmo existieron pueblos que no hablaban el Cueva.

Entre ellos destacan los que, provenientes de Honduras, se asentaron en Nombre de Dios.

Por otro lado “los de Birú”, fueron reportados por Pascual de Andagoya y ubicados

por Romoli en la cuenca alta del río Tucutí, y los de ‘Quarequa’ o ‘Careca’ que

habían venido conquistando de hacia las espaldas del Darién

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.